Ilustración Ataecina

Tamaño DIN A3 (29,7 x 42 cm) en impresión láser sobre cartulina 300gr. Firmada

Ataecina o Ataegina (en portugués, Atégina) es una diosa hispana adorada por los antiguos íberos, lusitanos, carpetanos, celtíberos y sobre todo vettones, en la península ibérica, una de las deidades ibéricas más importantes. Aunque de carácter ctónico, también era la diosa del primavera, la fertilidad, la naturaleza, la luna y la curación. Por estos atributos fue asimilada por los romanos con Proserpina y por los cartagineses con Tanit.

Se cree que el nombre de Ataecina proviene del celtíbero ate gena, «renacido». El sociólogo Moisés Espírito Santo afirma que el nombre combina Atta y Jana, el primero un epíteto de la diosa madre arquetípica y el segundo el nombre de la deidad romana Jana (forma femenina de Jano) o posiblemente de Diana, la diosa de la Luna. Este sociólogo también afirma que Ataecina es una deidad compuesta que surge de tendencias sincréticas.

Ataecina tenía un culto de devotio, en el que se la llamaba para pedir una curación u, ocasionalmente, maldecir a alguien, cuyo resultado podía ir desde pequeñas aflicciones hasta la muerte. Por otra parte, en muchas inscripciones se le adjunta el sobrenombre servatrix, conservadora de la salud. El animal sagrado asociado a Ataecina era la cabra.

* Trabajo protegido por Derechos de Autor. No está permitida la distribución y venta sin autorización de Iria Moura

Te puede interesar

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información